Valeria Santís Vellojín1

Forma de citación
Santís, Valeria. El derecho de alimentos entre cónyuges como consecuencia patrimonial de la invocación de una causal objetiva cuando existe un cónyuge culpable de la separación. En:  ABCES Jurídico. Vol. 2, No. 2. 2019. p. 16-19.

El legislador tradicionalmente ha limitado el derecho de alimentos entre cónyuges ante causales de divorcio como la de relaciones sexuales extramatrimoniales, empero, existen casos en los cuales se demanda ante un juez bajo una causal objetiva, como, por ejemplo, la causal de separación de cuerpos por más de dos años.

Si se alega esta causal pero la verdadera razón de finiquitar el vínculo matrimonial recae en que uno de los cónyuges fue infiel o hubo violencia intrafamiliar, entre otras circunstancias, entonces, el juez por mandato constitucional debe de velar por la protección de la familia y, por lo tanto, tiene la obligación de evaluar la responsabilidad de las partes en el resquebrajamiento de la vida en común. 

Esta es una problemática que menoscaba la situación patrimonial del esposo o esposa inocente quien tras un comportamiento del cónyuge culpable ha ocasionado la ruptura del vínculo matrimonial y lo pone en una situación evidentemente desmejorada.

Por ende, con la reciente sentencia de la Corte Suprema de Justicia STC442 de 2019, los usuarios de Consultorio Jurídico pueden entender cuáles son sus derechos y deberes como cónyuges al momento de invocar una causal objetiva. Este tema resulta interesante en el marco de protección de la unidad familiar y en especial, para la garantía de la familia como derecho fundamental, debido a los casos atendidos en el Consultorio Jurídico de la Universidad CES, este ABCES puede contribuir positivamente toda vez que se ha presentado una situación en la cual un usuario promueve proceso ordinario de cesación de efectos civiles de matrimonio religioso bajo la causal octava del artículo 154 del Código Civil, sin embargo, la verdadera razón de la separación radica en una infidelidad. 

¿Qué sucede cuando los cónyuges o uno de ellos ha quebrantado alguno de los deberes conyugales?
El hecho de haber quebrantado alguno de los deberes conyugales es causal de divorcio, y este se adelantaría ante un juez o ante una notaría si ambos cónyuges están de acuerdo, las causales para llevar a cabo el trámite de divorcio están contenidas en el artículo 154 del Código Civil. (República de Colombia, Ley 84 de 1873)

¿Al realizar el respectivo proceso de divorcio se extinguen los deberes conyugales?
No se extinguen, por el contrario, se extiende según lo dispuesto en el artículo 160 del Código Civil, es por esto que el deber socorro y ayuda mutuo contemplados en el artículo 176 del código civil comprende diferentes dimensiones y extensiones, debido a que no sólo contiene prestaciones de carácter personal entre los cónyuges, sino que, además, establece prestaciones económicas. Todo esto para garantizar la vida en común y el auxilio mutuo.

Desde la Constitución Política de 1991, en específico, en el artículo 42 se predica el deber de solidaridad, el cual es desarrollado por medio del principio de reciprocidad, buscando la protección de la igualdad entre los cónyuges, evitando comportamiento en donde haya un cónyuge culpable de una conducta que quebrante la unión familiar. Por ende, al dañarse el vínculo conyugal se reducen las prestaciones personales de las obligaciones de socorro y ayuda mutua y se transforman algunas obligaciones económicas como el derecho a pedir alimentos, por esto, el hecho de ya estar divorciados no exime de la responsabilidad de pagar alimentos, en razón a una extensión de los deberes de socorro y ayuda mutua.

¿Los alimentos serían una sanción al cónyuge culpable?
En el caso de que el cónyuge inocente invoque para el divorcio la causal de relaciones sexuales extramatrimoniales, es decir, una infidelidad, puede solicitar al cónyuge culpable alimentos como sanción a su comportamiento, el cual originó la ruptura de la unidad familiar, sin embargo, estos alimentos tienen una prescripción de 1 año.

¿La única forma de solicitar alimentos es cuando se presenta una infidelidad?
No, los alimentos entre cónyuges pueden ser pactados de mutuo acuerdo, además, y teniendo en cuenta la sentencia de la Corte Suprema de Justicia STC442 de 2019, en donde, la jurisprudencia hace un gran avance otorgando el derecho de alimentos a un cónyuge, aunque se haya invocado la causal objetiva de separación de cuerpos por más de 2 años. Es decir, también se pueden solicitar alimentos aunque se invoque una causal objetiva del artículo 154 del Código Civil, sin embargo, es menester tener en cuenta que se debe tener soporte probatorio que demuestre la necesidad del cónyuge de recibir alimentos, esto es, que se encuentre en un estado de pobreza, desempleado o inclusive con una enfermedad que le impide sostenerse económicamente.

¿Existe alguna limitación en cuanto a los alimentos cuando se esté bajo una causal objetiva?
El derecho de alimentos para que se dé su configuración debe de tener unos elementos esenciales, como lo son la capacidad económica del alimentante, la necesidad del alimentado y un vínculo jurídico entre ambos, solo así puede surgir el derecho de alimentos.

La obligación alimentaria entre los cónyuges ante la disolución del matrimonio puede proceder como sanción o de mutuo acuerdo. En cuanto a los alimentos como sanción, y como lo mencionamos anteriormente, era idóneo presentarlo ante causales como la infidelidad, de maltrato habitual, entre otras en razón a la existencia de un cónyuge culpable de la separación. Ahora, se puede presentar alegando una causal objetiva aunque esto opera bajo ciertas circunstancias, es decir, ante la presencia de una causal objetiva como la del numeral 8, cuando uno de los cónyuges haya sido el culpable de que se configurara la causal, toda vez que cometió alguna conducta que rompiera la unidad familiar y propugnara a que no convivieran o tuvieran algún vinculo por más de 2 años, además de lo anterior, es menester tener en cuenta que no solo basta con que haya habido un cónyuge culpable sino que también se el cónyuge inocente se encuentre en un estado de pobreza o de vulnerabilidad de tal grado que necesite del aporte económico del cónyuge, es decir, que se configuren los 3 elementos del derecho de alimentos. (Corte Suprema de Justicia, STC442 DE 2019)

Este cambio en la jurisprudencia se debe en razón a la protección de la familia toda vez que es un derecho fundamental consagrado en el artículo 42 de la Constitución Política de 1991, buscando sancionar aquellas conductas que dañen, perjudiquen y disuelvan la familia, es por esto que el juez por mandato constitucional debe de verificar cual ha sido la verdadera causa o razón de que los cónyuges aunque sea invocando una causal objetiva quieran finiquitar el vínculo matrimonio, si la separación es resultado de alguna conducta o comportamiento de un cónyuge como una infidelidad o inclusive situaciones de maltrato, en estos términos, y siendo una consecuencia patrimonial el juez puede imponer al cónyuge culpable de la ruptura familiar el deber de pagar alimentos al cónyuge inocente.

¿Qué se entiende por alimentos como consecuencia patrimonial?
Como se explicó anteriormente, la existencia de los deberes conyugales permea las relaciones entre los cónyuges, y también hay que tener en cuenta que no es simple arbitrio del legislador en materia civil, debido a que constitucionalmente se protege de una manera especial a la familia, por ende, cuando un cónyuge incumple o desacata algún deber conyugal ya sea el de socorro y ayuda mutua o inclusive el de infidelidad ese comportamiento deriva en unas consecuencias que pueden ser patrimoniales como en este caso.

La responsabilidad del cónyuge en el resquebrajamiento de la vida en común y la inobservancia de la aplicabilidad de los deberes de socorro y ayuda mutua se extienden después del divorcio, tanto así, que el juez debe verificar en un proceso de divorcio los motivos reales y concretos del porque de la ruptura y la desobediencia de las obligaciones conyugales, aunque bajo una causal objetiva aparentemente no exista la figura de cónyuge culpable o inocente.

¿Cuál es el papel del juez en la protección de la familia cuando conoce de una situación que ocasionó en la separación de los cónyuges, aunque se dé la invocación de una causal objetiva?

El juez dentro de un proceso es una figura muy importante, el cual debe velar constantemente en el cumplimiento y respeto de los derechos y deberes contenidos en la ley, es por esto que el juez en un proceso de divorcio debe de ir más allá del tenor de la demanda, aunque la parte demandante invoque una causal objetiva, es decir, el juez tiene la facultad oficiosa de interrogar acerca de las causas reales de la separación, buscar la existencia de alguna infidelidad o maltrato. Además, puede conceder de manera ultra o extra petita los alimentos como sanción al comportamiento “culpable del cónyuge” en cuanto a la ruptura de la unidad familiar, sin embargo, es necesario tener en cuenta los elementos esenciales para la configuración del derecho de los alimentos, es decir, la capacidad económica del alimentante, la necesidad del alimentado y el vínculo entre alimentante y alimentado.

Referencias

República de Colombia, Corte Suprema de Justicia Sentencia STC442 DE 2019 M.P. Dr. Luis Alonso Rico Puerta. Versión digital disponible en: https://www.icbf.gov.co/cargues/avance/ docs/csj_scc_stc442-2019_[2018-03777-00]_2019.htm.  (enero de 2019)

República de Colombia. Constitución Política de 1991. Versión digital disponible en: http://www. secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/constitucion_politica_1991.html (noviembre de 2019)

República de Colombia, Corte Suprema de Justicia Sentencia STC442 DE 2019 M.P. Dr. Luis Alonso Rico Puerta. Versión digital disponible en: https://www.icbf.gov.co/cargues/avance/ docs/csj_scc_stc442-2019_[2018-03777-00]_2019.htm. (enero de 2019)

1Estudiante de octavo semestre de la Facultad de Derecho de la Universidad CES. Correo electrónico: santis.valeria@uces.edu.co. El ABCES que se presenta a continuación hace parte del área de la práctica del consultorio jurídico. Fue asesorado por la docente: Viviana Cecilia Vásquez.

Cerrar menú