Carlos Guillermo Mejía Escobar1

Forma de citación
Mejía, Carlos. La reducción de cuota alimentaria y su procedimiento. En:  ABCES Jurídico. Vol. 2, No. 2. 2019. p. 34-39.

Asumir la obligación alimentaria, es para muchos padres de familia un poco complejo cuando las condiciones de empleo, ingreso, salud o personales afectan de manera directa su capacidad económica, razón por la cual, en muchas ocasiones, generalmente por desconocimiento, incurren en acreencias alimentarias, lo que conlleva que se vean involucrados en el trámite de un proceso ejecutivo de alimentos, situación que puede prevenirse con tan solo tener la información pertinente al respecto.

Mediante este escrito se informará sobre el derecho que asiste a los padres para solicitar una reducción del valor de la cuota alimentaria una vez se tenga acuerdo establecido a través de acta de conciliación, escritura pública o sentencia judicial. 

Se profundizará en el tema de cuando aplica y cuáles son los requisitos necesarios para solicitar la reducción de la cuota alimentaria.

¿Qué son los alimentos?
Según la Ley 1098 del 2006 – Código de Infancia y Adolescencia-, en su artículo24,  los alimentos de los niños, niñas y adolescentes son un derecho y por esto debemos entenderlos como,  “todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, recreación, educación o instrucción y, en general, todo lo que es necesario para el desarrollo integral “ (Congreso de la República de Colombia, 2006).

Es por esta razón que, al hablar de alimentos, no se debe hacer referencia únicamente al alimento que un hijo recibe para poder subsistir, ya que, aunque la comida es parte de la cuota de alimentos, sería erróneo creer que es a lo único a lo que se hace referencia al hablar de este tema.

¿Quiénes tienen derecho a exigir alimentos? 
La ley determina quienes son las personas que tienen derecho a exigir alimentos, siendo estos, el cónyuge, los descendientes, ascendientes, el cónyuge divorciado o separado de cuerpos sin su culpa, a los hijos naturales, a los hijos adoptivos, a los padres adoptantes, a los hermanos legítimos y todas las demás personas a las que se refiere el artículo 411 del Código Civil. (Congreso de la República de Colombia, 1873)

¿Cómo es el proceso de fijación de cuota de alimentos?
Para fijar la cuota alimentaria se puede acudir por vía administrativa, a conciliar la misma ante la Defensoría de Familia o Comisaría de Familia del sitio donde reside los hijos, tal y como lo define el Código de Infancia y Adolescencia en su artículo 100, o ante Conciliadores en Derecho, en dicha conciliación se determinará la cuantía de la obligación alimentaría, el lugar y forma de su cumplimiento, la persona a quien debe hacerse el pago, los descuentos salariales, sus garantías y demás aspectos que se estimen necesarios. Agotar esta audiencia constituye requisito de procedibilidad como lo indica el artículo 40 de Ley 640 de 2001, para acudir en caso de que sea necesario a la jurisdicción de familia.

De acuerdo a lo indicado por la Corte Constitucional en Sentencia C 919 de 2001:

“El derecho de alimentos es aquel que le asiste a una persona para reclamar de la persona obligada legalmente a darlos, lo necesario para su subsistencia, cuando no está en capacidad de procurárselo por sus propios medios. Así la obligación alimentaria está en cabeza de quien por ley; debe sacrificar parte de su propiedad con el fin de garantizar la supervivencia y desarrollo del acreedor de alimentos”

Es así como el derecho de alimentos se deriva sin lugar a equívocos del vínculo familiar y es una obligación que tiene fundamento en el principio de la solidaridad, con la premisa que el alimentario no está en la capacidad de asegurarse propia subsistencia.

Una vez definido los anteriores conceptos y antecedentes entraremos a responder nuestro principal interrogante.

¿Pero qué sucede cuando las circunstancias que dieron lugar a la fijación de la cuota de alimentos ha cambiado? 
Lo primero que debemos identificar es cuando se entiende que las circunstancias iniciales con las cuales se fijó la cuota de alimentos han cambiado y para esto se entiende que las circunstancias iniciales para la fijación de la cuota de alimentos se han modificado, entre otras, por las siguientes razones: por pérdida de empleo, existencia de otros hijos, disminución de la capacidad económica, etc.

¿Puede disminuirse la cuota de alimentos?
Una de las preguntas que se realiza frecuentemente en el Consultorio Jurídico es la de si es posible reducir la cuota de alimentos, una vez ésta ha sido fijada.

A lo que les podemos contestar a nuestros usuarios que es pertinente indicar que la cuota de alimentos fijada bien sea mediante sentencia, escritura pública o por acta de conciliación puede ser modificada tanto para aumentar o disminuir la respectiva obligación, esto teniendo en cuenta que: La cuota alimentaria para menores de edad es susceptible de ser aumentada o disminuida según las capacidades económicas de quien la debe y de las necesidades del niño, niña o adolescente. Para disminuir la cuota de alimentos o modificar cualquiera de las obligaciones inicialmente pactadas es necesario hacer el respectivo trámite de conciliación, ya que en caso de no llegar a un acuerdo este sirve como soporte respecto de agotar el requisito de procedibilidad para iniciar el proceso judicial de disminución de cuota alimentaria conforme  se establece en la Ley 1098 de 2006, en la cual se indica en el artículo 129:

“cuando haya variado la capacidad económica del alimentante o las necesidades del alimentario, las partes de común acuerdo podrán modificar la cuota alimentaria, y cualquiera de ellas podrá pedirle al juez su modificación. En este último caso el interesado deberá aportar con la demanda por lo menos una copia informal de la providencia, del acta de conciliación o del acuerdo privado en que haya sido señalada” (Congreso de la República, 2006)

¿Dónde puedo realizar el trámite de audiencia de disminución de la cuota alimentaria?
Esta solicitud puede presentarse ante la Comisaria de Familia o la Defensoría de Bienestar Familiar más cercana a la residencia del niño, niña o adolescente, aunque de igual manera, lo puedes solicitar ante un Centro de Conciliación en Derecho. ¿Cuáles son los requisitos para el trámite?

Para este trámite usted debe presentar solicitud de conciliación indicando:

Ciudad, fecha y operador de la conciliación (centro o conciliador) ante el cual se presenta la solicitud.

Identificación del solicitante(s) y citado(s) y apoderado(s) si fuera el caso.

Si una parte solicitante desea que un conciliador en particular sea nombrado por el centro de conciliación, se deberá indicar su nombre en la solicitud.

Hechos del conflicto. Deberá indicar las razones por las cuales usted no puede seguir cumpliendo con la obligación alimentaria como estaba pactada, y las razones por las cuales considera necesario su disminución.

Peticiones o asuntos que se pretenden conciliar, deberá indicar su interés en que la cuota sea disminuida a fin de poder seguir cumpliéndola completa y a cabalidad.

Cuantía de las peticiones o la indicación que es indeterminada. Deberá indicar la suma de dinero que puede cumplir de manera cumplida mientras sus condiciones económicas lo permitan.

Relación de los documentos anexos.

Lugar donde se pueden realizar las citaciones a la conciliación de todas las partes.

Firma(s) del solicitante(s).

El lugar que haya escogido para llevar a cabo la conciliación citará a la otra persona y ese día de llegar a un acuerdo se levantará un acta de conciliación firmado por las partes, el cual tendrá igual validez que una sentencia que dicta un Juez, es decir, que lo acordado obliga al padre a cumplir el nuevo valor de la cuota. Posteriormente se deberá aportar la copia de dicha acta al Juez si fue él quien fijó la cuota que se rebajó, para que tome nota de ello.

En caso de no llegar a ningún acuerdo, debe llevar el acta de no conciliación, junto con la demanda para solicitar la disminución ante el Juez de Familia.

Es de anotar que este trámite no tiene costo ni necesita abogado.

En este trámite judicial, se deberá entrar a demostrar que las condiciones económicas del demandante cambiaron (disminuyeron) en comparación a las que se tenían al momento de realizar la conciliación de alimentos o al momento de la fijación de la cuota por parte del Juez. Además, se podrá pedir una exoneración de cuota de alimentos, es decir, alegar que las citaciones en las que se fundamentaba la cuota anterior ya no existen o simplemente cambiaron, en el caso de que tu hijo cumpliese la mayoría de edad y no se encuentre estudiando.

El trámite de disminución de cuota de alimentos busca el equilibrio entre las posibilidades del alimentante y las necesidades del alimentado, es por esto que la demanda deberá estar soportada de pruebas verídicas que sustenten lo mencionado en el párrafo anterior.

¿Cuál es el tipo de proceso que se lleva?
El Código General del Proceso nos informa sobre los asuntos que se pueden llevar bajo el proceso verbal sumario en el artículo 390 numeral 2.

Asuntos que comprende. Se tramitarán por el procedimiento verbal sumario los asuntos contenciosos de mínima cuantía, y los siguientes asuntos en consideración a su naturaleza:

(…) 2. Fijación, aumento, disminución, exoneración de alimentos y restitución de pensiones alimenticias, cuando no hubieren sido señalados judicialmente. (…) (Congreso de la República de Colombia, 2012)

¿Cuáles son las particularidades de la demanda de disminución de cuota alimentaria?
La demanda de disminución se dirige al Juez de Familia que anteriormente haya fijado la cuota que se pretende rebajar, siempre y cuando el menor aún conserve el mismo domicilio. En todo caso si no existe Juez de Familia se puede interponer ante el Juez Civil o Promiscuo Municipal del domicilio del menor.

El Juez evaluará el caso en concreto y adoptará una decisión de fondo. No obstante, el Defensor de Familia estará vigilante del desarrollo del proceso.

En la sentencia se puede decidir si se acepta o no la solicitud de disminución, para ello el Juez es cuidadoso de no perjudicar al menor en sus intereses.

¿El trámite tiene costo?
No, en principio si acude de manera personal ante el juzgado y le reciben de manera verbal la demanda, aunque es excepcional.

¿Necesita abogado?
No, en principio, pues el Código General del Proceso indica en su artículo 391, que puede hacerse de manera personal y verbal ante el secretario del juzgado, textualmente indica:

La demanda también podrá presentarse verbalmente ante el secretario, caso en el cual se extenderá un acta que firmarán éste y el demandante. La demanda escrita que no cumpla con los requisitos legales, podrá ser corregida ante el secretario mediante acta (Congreso de la República, 2012).

Sin embargo, por el conocimiento jurídico que se requiere es aconsejable recibir asesoría de un abogado o de un estudiante de derecho en práctica, adscrito a un Consultorio Jurídico.

Para finalizar, es preciso tener en cuenta que:

a) La ley para los casos de alimentos de hijos menores de edad presume que el obligado devenga al menos el salario mínimo legal mensual vigente, de acuerdo con el contenido del artículo 129 del Código de Infancia y Adolescencia, luego no es excusa el desempleo para no cumplir con la cuota.

b) El buen resultado de la demanda depende realmente que pruebe de manera convincente al Juez que carece de los medios para seguir pagando la suma que le fijaron.

c) Hasta tanto el Juez no dicte sentencia ordenando la reducción del valor de la cuota, usted debe seguir cumpliendo con el valor fijado, de lo contrario incurre en el delito de inasistencia alimentaria o lo pueden demandar en proceso ejecutivo de alimentos a fin de que pague lo adeudado.

d) Tenga presente que debe llevar al Juez copia de la sentencia o de la conciliación o del acuerdo privado donde le fijaron la cuota que desea reducir.

e) La ley obliga tanto al padre como a la madre de los menores que respondan por los gastos de mantenimiento de los mismos hasta con el 50% de sus ingresos, tal y como lo indica el artículo 130 del Código de Infancia y Adolescencia.

f) Dada la importancia social que tienen los alimentos, la obligación de suministrarlos prevalece sobre otra deuda civil o comercial en cabeza del padre que pasa los alimentos.

Referencias
República de Colombia. Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil. (17 de enero de 2018) STCO27-2018 Radicación No. 11001-22-10-000-2017-00379-03.  Bogota, Colombia. Versión digital disponible en: http://www.cortesuprema.gov.co (octubre de 2019)

República de Colombia. Ley 57 de 1887. “Por medio de la cuál se expide el Código Civil en Colombia”. Versión digital disponible en: https://www.funcionpublica.gov.co (octubre de 2019)

República de Colombia. Ley 1098 de 2006. “Por medio de la cuál se expide el Código de la Infancia y la Adolescencia”. Versión digital disponible en: https://www.oas.org/dil/esp/Codigo_de_la_Infancia_y_la_Adolescencia_Colombia.pdf. (octubre de 2019)

República de Colombia. Ley 1564 de 2012. “Por medio de la cual se expide el Código General del Proceso”. Versión digital disponible en:  http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/ ley_1564_2012.html. (octubre de 2019)

Webgrafía

Reglas sobre el proceso de reducción de cuota alimentaria en el CGP. (2019). Consultado el 6 de noviembre 2019, en https://www.ambitojuridico.com/noticias/civil-y-familia/reglas-sobre-elproceso-de-reduccion-de-cuota-alimentaria-en-el-cgp

¿Puedo solicitar una reducción de la cuota alimentaria?  (2019). Consultado el 6 de noviembre de 2019, en https://www.icbf.gov.co/puedo-solicitar-disminucion-de-la-cuota-alimentaria

Castillo, I. (2019). Reducir la pensión de alimentos por el nacimiento de un nuevo hijo. Consultado el 6 de noviembre de 2019, en https://www.mundojuridico.info/reducir-la-pension-alimentos-nacimiento-nuevo-hijo/

Contadores, T. (2019).  La Cuota alimentaria en Colombia ¿Cuánto, ¿Cómo y Dónde? Consultado el 6 de noviembre de 2019, en https://tusabogadosycontadores.co/blog/cuota-alimentaria-colombia/

1 Estudiante de la Facultad de Derecho de la Universidad CES. Correo electrónico: carlosguillermomejia@hotmail.com. El ABCES que se presenta a continuación hace parte del área de la práctica del consultorio jurídico. Fue asesorado por la docente: Sandra Janeth Tamayo Múnera. 

Cerrar menú