Juliana Ocampo Ruiz1

A partir del cuatro (4) de agosto del año 2017 en Colombia sacudió la noticia de la Ley 1861 sancionada por el presidente Juan Manuel Santos frente a la prestación del servicio militar obligatorio, régimen que llevaba casi dos décadas intacto.

A continuación, le presentamos todo lo que deben saber para ser beneficiarios de todos los cambios que dicha ley dispone y aspectos a tener en cuenta a la hora de definir su situación militar:

a. Debemos recordar que el servicio militar en Colombia continúa siendo obligatorio, así que, si usted tiene entre 18 y 24 años de edad y no cumple con las excepciones (que presentamos a continuación) debe prestar servicio a la patria o realizar una contribución al tesoro nacional.

b. Recuerde también que todo varón colombiano está obligado a definir su situación militar como reservista de primera o segunda clase, a partir de la fecha en que cumpla su mayoría de edad y hasta el día en que cumpla 50 años. (Cursivas propias).

Las excepciones para prestar servicio militar siguen siendo las siguientes:

a. Ser hijo único.

b. Ser huérfano de padre o madre y con su trabajo contribuir al sostenimiento de su(s) hermano(s).

c. Ser hijo de padres incapacitados para trabajar o mayores de 60 años y con dependencia económica de quien va a prestar servicio militar obligatorio.

d. Ser hermano o hijo de alguien que haya prestado servicio a la patria y hubiese fallecido o hubiese adquirido una inhabilidad absoluta y permanente, a menos que, siendo apto, voluntariamente quiera prestarlo.

e. Ser hijo de oficiales, suboficiales, soldados e infantes de La Marina, profesionales, agentes, nivel ejecutivo y de la Fuerza Pública 1 que hayan fallecido, o que hubiesen sido declarados inválidos por la autoridad competente mientras prestaban servicios a la patria, a menos que, siendo aptos, voluntariamente quiera prestarlo.

f. Ser religioso o parte del clérigo. De ser este el caso, no se tiene que prestar servicio militar (igual si se ocupa un puesto similar de otra religión y necesita dedicarse exclusivamente al culto).

g. Ser casado y “hacer vida conyugal”, lo mismo ocurre si se acredita legalmente una unión marital de hecho.

h. Sufrir de una discapacidad de carácter permanente.

i. Ser indígena y contar con la certificación que lo acredite expedida por la autoridad competente, para el caso, el Ministerio del Interior. Ser varón colombiano quien después de su inscripción haber dejado de tener el componente de sexo masculino en su registro civil.

j. Ser víctima del conflicto armado interno e inscribirse en el registro único de víctimas

k. Tener hijos.

l. Ser desmovilizado con la acreditación de la Agencia Colombiana para la Reintegración.

m. Ser ciudadano objetor de conciencia, es decir, aquellos cuyas creencias y convicciones van en contra de las labores desempeñadas por el ejército. (para ser declarado como objetor de conciencia se debe iniciar el trámite en la comisión interdisciplinaria que fue creada exclusivamente para este fin).

Se recuerda que, si eres parte de este listado, pero eres físicamente y psicológicamente apto podrás siempre prestar servicio a la patria de manera voluntaria.

a. El tiempo de la prestación del servicio militar cambió considerablemente, pues pasó de ser de 24 meses a 18 meses y para los bachilleres continúa siendo de 12 meses.

b. La nueva ley ofrece a los soldados bachilleres la posibilidad de estudiar en el SENA durante los primeros cuatro meses.

c. Se prohibieron las denominadas “batidas”, que eran aquellas jornadas en las que los soldados salían, y estando en la calle llamaban a cualquier joven a certificar si tenía su situación militar resuelta, de lo contrario los transportaban en un camión hasta las bases y si eran aptos se les obligaba a incorporarse.

d. Es necesario recordar, que si se es remiso (persona cuya situación militar no está resuelta) y si se tienen 24 años de edad cumplidos, el régimen de transición te permite definir tu situación militar por un periodo de 12 meses, en los cuales se harán campañas en todo el país para que se normalice su situación. Deberán pagarse aproximadamente $111.000 por la libreta militar y no se cobrarán ni multas ni intereses.

e. Ahora existe un tope para el costo de las libretas, pues ninguna podrá superar los 40 salarios mínimos legales mensuales vigentes – SMMLV – es decir, los $29’508.680. Previa a la existencia de esta ley no había tope en el costo de las libretas. El precio mínimo también se redujo considerablemente, pues pasó de $485.000 pesos a $147.543 pesos.

f. Ahora no se denominan “soldados bachilleres” los jóvenes que van a prestar servicio militar, se consideran reclutas sin distinción alguna.

g. Uno de los cambios más significativos es que las mujeres que sean aptas y quieran prestar servicio a la patria, podrán hacerlo. No obstante, es necesario aclarar que el artículo 4 parágrafo 1 de esta ley, establece que cuando sea necesario, el servicio militar será obligatorio para las mujeres y están tendrán derecho a todas las bonificaciones propias de dicha labor.

h. Los beneficios por prestar servicio militar también cambiaron en la Ley 1861, La remuneración económica cambió de manera considerable, pues antes los denominados soldados bachilleres recibían una contribución económica que consistía en $90.000 pesos mensuales, ahora con la nueva Ley tendrán una retribución económica de hasta el 30% del salario mínimo legal mensual vigente. Es de recordar que si se presta servicio militar a la patria quien lo presta tiene derecho a todas las prestaciones relacionadas con la salud, el alojamiento, la alimentación y el vestuario. Por lo tanto, el bienestar de quien presta dicho servicio correrá por cuenta del Estado.

Adicionalmente en el momento de la prestación del servicio militar obligatorio el Ministerio de Defensa Nacional hará entrega de una dotación de vestido civil equivalente a un salario mínimo mensual legal vigente, también, según la norma, adicionalmente, el conscripto o quien presta dicho servicio podrá disfrutar gratis de espectáculos públicos, eventos deportivos, asistencia a parques de recreación, museos y centros culturales y artísticos que pertenezcan a la Nación (Este beneficio se aplica también a los parientes en primer grado de consanguinidad y primero civil).

Se podrán recibir capacitaciones que incluirán la orientación por parte del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, aparte de otros beneficios propios de la prestación del servicio militar. Es de recordar entonces a la hora de definir la situación militar que la tabla de liquidación para adquirir la libreta militar redujo costos considerablemente, y que se tiene plazo hasta el 4 de agosto del 2018 para ser beneficiario del régimen de transición que incluye la Ley 1861 del 2017.

Referencias
República de Colombia. Congreso de la República. Ley 1861 de 2017. “Por medio de la cual se reglamente el servicio de reclutamiento, control de reservas y la movilización.” Versión digital disponible en: http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/ley_1861_2017.html. (diciembre de 2017)

Asamblea Nacional Constituyente. Constitución Política de Colombia. Versión digital disponible en: http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/constitucion_politica_1991_pr002.html. (diciembre de 2017).

1. De acuerdo con el artículo 216 de la Constitución Política de Colombia, se considera como fuerza pública a las fuerzas militares y la policía nacional

Cerrar menú