Darlis Johana Altamiranda Morales1

Forma de citación
Altamiranda, Darlis Johana. Mínimos para el trámite de una sucesión por causa de muerte ante notaría. En:  ABCES Jurídico. Vol. 2, No. 2. 2019. p. 9-12.

Si la muerte es un hecho forzoso en la vida de todos los seres humanos y no es posible controlar el día en que ocurra o estar prevenidos puesto que se puede ocasionar en momentos inesperados, es necesario – para todas las personas tener claridad que el trámite civil que corresponde después de la muerte de un pariente o ser querido-  es el de abrir una sucesión. Por supuesto, entendiendo en que consiste el procedimiento, al igual que sus alcances.

Así las cosas, empezaremos por decir que suceder significa ocupar el lugar de otro y que si una persona fallece son sus herederos los que están llamados a ocupar su lugar lo que significa que podrán ser los nuevos titulares de los bienes, derechos y obligaciones del fallecido siendo la sucesión la figura mediante la cual los bienes del difunto pasan a sus herederos. (Barrera, 2007, p. 9-10)

De esta manera, cuando los posibles herederos e interesados en el trámite sucesoral se encuentran de acuerdo, dicho trámite puede llevarse a cabo por vía notarial en el último domicilio del causante, lo que hace que se trate de un trámite más ágil. (Artículo 1012 del C.C.)

También es importante saber en qué consisten el trámite que se va a desarrollar al interior de la notaría fin de que los llamados a heredar no tengan problemas legales posteriores como las deudas del causante, si aceptan la herencia con o sin beneficio de inventario, si conocen otros herederos de igual o mejor derecho y lo más importante como a través de la sucesión van a obtener el derecho de dominio sobre los bienes dejados por el causante.

¿Quiénes son los llamados a suceder? (vocación hereditaria, órdenes hereditarios y legitimarios)
Dentro del derecho sucesoral han sido previamente establecidas y reconocidas a algunas personas como las llamadas a suceder, es decir, las personas que desde la ley tienen inicialmente el derecho para iniciar la solicitud de apertura de la sucesión; también son denominadas  o reconocidas como las personas con vocación hereditaria, la única forma de ser un llamado no es por ley, en algunas ocasiones es el causante quien mediante el testamento los llama a hacer parte de la repartición de su patrimonio. (Artículo 1051 del CC)

También es importante saber que, aunque el causante en vida puede previamente decidir cómo será la partición de sus bienes, la ley establece unas limitaciones denominadas asignaciones forzosas que consisten en unos derechos que la ley reserva para los hijos y ascendientes adoptivos o adoptantes respectivamente, quienes, por disposición normativa, son los merecedores de una porción de la herencia.

En relación con el cónyuge o compañero permanente es necesario aclarar que, si bien en principio no es heredero forzoso, también es cierto que, cuando el causante no tiene hijos, el cónyuge compañero permanente si tienen un derecho como heredero concurrente a partir del segundo orden, es decir que acude al mismo tiempo que otros herederos que bien podrían estar en el segundo, tercer o cuarto orden.

Tal y como se ha advertido en Colombia, existen unos órdenes sucesorales que nos indican cuál es la prioridad que tienen los distintos sujetos con vocación hereditaria, tal y como puede observarse a continuación:

Primero: Hijos (biológicos o adoptivos)
Segundo: Padres (biológicos o adoptantes)
Tercero: Hermanos
Cuarto: Sobrinos
Quinto: ICBF2

¿Cuántas son las clases de sucesión?
De acuerdo al Título II del Código Civil colombiano existen tres tipos de sucesión: La primera, la sucesión testada es el acto jurídico por medio del cual una persona dispone de sus bienes en vida para que tenga efecto después de su muerte y que a pesar de ser un acto voluntario se ve limitado en un 50% de disposición para las asignaciones forzosas; La segunda, la sucesión intestada, es la que se presenta en caso de que el fallecido no dispuso en vida de sus bienes. Por lo tanto, entra la ley a suplir la voluntad del mismo, en donde se tienen en cuenta sólo los herederos forzosos y no se habla de legatarios al no tener un título que acredite su actuar dentro de este trámite y; La tercera vía es la sucesión mixta a través de la cual la persona sólo dispone de una parte de sus bienes para dejar unos legados y la otra parte de su patrimonio la deja para que sea repartida entre sus herederos de conformidad con la ley.

¿Cómo operaba la liquidación partición y adjudicación antes de la Ley 1934 de 2019 y cómo es hoy?
El proceso de partición hereditaria es el acto o negocio jurídico mediante el cual se pone fin a la comunidad hereditaria que existe entre los distintos herederos, ya que la misma mediante la liquidación hace la distribución de lo que le corresponde a cada heredero sea testada o no. (Benítez, 2015)

Sin embargo, antes del 1 de enero de 2019, el causante en vida, sólo podía disponer libremente de un veinticinco por ciento (25%) de su patrimonio, a través de la adjudicación de lo que se conocía como la cuarta de libre disposición, un cincuenta por ciento (50%) para distribución de la legítima rigurosa para todos los herederos por partes iguales y un veinticinco por ciento (25%) que era llamado la cuarta de mejoras, que sólo podía ser  destinada para alguno de los descendientes, a escogencia del testador.(Artículo 1242 del C.C.)

A partir del 1º de enero de 2019, la nueva regla aplicable es que el testador ahora tendrá libertad para disponer de su patrimonio hasta el cincuenta por ciento (50%) para legárselo a quién él desee. (Congreso de Colombia; Ley 1934 de 2018)

¿Cuál es el trámite para llevar a cabo la sucesión por notaría?
Es un trámite concentrado, requiere postulación de abogado, en él se le dará poder para que haga las diligencias y actuaciones que se requiere. Por ser de mutuo acuerdo y ante notaría el que está dotado de competencia es el notario. (artículo 1 Decreto 1729 de 1989)

Inicialmente el abogado debe presentar en nombre de todos los herederos la solicitud, y por tratarse de un trámite concentrado allí mismo entregará el inventario de bienes y avalúos, junto con la liquidación partición y adjudicación de lo que corresponda a cada uno de los herederos ante la notaría ubicada en el último domicilio del causante.

Una vez se radica la solicitud el notario entrará a verificar que los documentos aportados y la solicitud misma estén conforme a derecho para proceder a emitir un acta en la que manifiesta la aceptación del trámite de la sucesión. En la misma acta, ordenará la publicación del edicto emplazatorio por un periódico de circulación nacional a través del cual se hace un llamado todas las personas que se crean con igual o mejor derecho de los herederos del causante, con el fin de no dejar por fuera a ningún interesado en el trámite de la sucesión. (Artículo 2 Decreto Ley 902 de 1988)

Una vez levantada el acta de aceptación, el Notario ordenará las comunicaciones respectivas: una, a la Dirección de Impuestos y Aduana Nacionales, a través de la oficina de cobranzas que corresponda al último domicilio o asiento principal de los negocios del causante y, la otra, a la Superintendencia de Notariado y Registro sobre la aceptación de la solicitud.

Una vez la DIAN emite el paz y salvo y certifica que la herencia y obligaciones respecto al causante se encuentra al día con sus obligaciones fiscales o tributarias, el notario pasa a verificar que la partición y adjudicación se haga ajustada a derecho, es decir respetando  las asignaciones forzosas y demás aspectos imperativos que la ley ordena para finalmente dar su aprobación a la misma; con lo que procederá a elevar a escritura pública el trabajo de la sucesión debidamente protocolizada, la cual será enviada a la oficina de registro de Instrumentos Públicos del lugar donde estén ubicados los inmuebles.(Artículo 1375 del C.C.)

Si en la partición figuran derechos en sociedades comerciales, se inscribirán en la Cámara de Comercio del domicilio principal de éstas, cuando fuere el caso. De igual manera, se procederá cuando se adjudiquen bienes que por disposición legal estén sujetos a otra clase de registro.

En suma, lo que hay lugar a mencionar es que el trámite de la sucesión ante notaría es más expedito y ágil para todos los intervinientes y/o herederos. Todo esto por el hecho mismo de ser concentrado además que también ofrece las mismas garantías de quedar en firme como si se tramitara mediante un proceso judicial, que muchas veces es más tedioso o demorado para las partes y no es concentrado, sino que tiene mayor número de pasos para lograr la liquidación.

Referencias
Barrera, J. C. (2007 ). Manual de sucesiones. 6 edición . Bogotá: Leyer .

Benitez, J. P. (2015). Derecho de Sucesiones-Segunda Edición . Medellín : Universidad De Medellín .

Sucesión: Aspectos sustanciales. Versión digital disponible en: http://hipertexto obligaciones.

uniandes.edu.co/doku.php?id=aspectos_sustanciales_de_la_sucesion. (octubre de 2019) Benítez, J. P. (2010). Derecho de sucesiones. Medellín: Sello editorial Universidad de Medellín .

Franco, R. S. (2007). Derecho de sucesiones.5ª edición. Bogotá: TEMIS.

Congreso de la República de Colombia. Ley 84 de 1873. “Por medio de la cual se expide el Código Civil Colombiano.” Versión digital disponible en: http://www.suin-juriscol.gov.co/viewDocument.asp?id=1827111. (octubre de 2019)

Congreso de la República de Colombia. Ley 57 de 1887. “Por medio de la cuál se adiciona el Código Civil en Colombia”. Versión digital disponible en: https://www.funcionpublica.gov.co/eva/gestornormativo/norma.php?i=39535. (octubre de 2019)

Congreso de la Republica de Colombia. DECRETO 1729 DE 1989, “en ejercicio de sus facultades extraordinarias que le confiere la Ley 30 de 1987 y oída la Comisión Asesora por ella establecida”. Versión digital disponible en: https://www.icbf.gov.co/cargues/avance/docs/decreto_1729_1989.htm (octubre de 2019)

1 Estudiante Décimo Semestre de la Facultad de Derecho de la Universidad CES.El ABCES que se presenta a continuación hace parte del área de la práctica del consultorio jurídico. Fue asesorado por la docente: Viviana Cecilia Vásquez Carvajal.
2 La información que se incluye en el párrafo fue extraída del artículo 1051 del Código Civil colombiano.

Cerrar menú